Si el miedo nos inmoviliza…

 

“Si el miedo nos inmoviliza, entonces ya ganaron”, dijo Emilio Álvarez Icaza, defensor de los derechos humanos, en su visita más reciente al estado de Veracruz. Es cierto, el miedo paraliza, provoca espasmos en el estomago, sudoración en las manos y hasta enfermedades, según mi madre, pero no podemos dejar que nos inmovilice.
Es como cuando eres niño y te atemoriza ingresar al mar, “no me dejo de meter”, explicó el ex secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Hijo de José Álvarez Icaza y Luz Longoria, fundadores del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), desde que era niño supo lo que era un “allanamiento” y el riesgo de defender al más vulnerable.
Pero no se deja de meter al mar, porque tiene “la convicción más profunda de que… no podemos dejarles el país”. Ni a la delincuencia ni a la clase política corrupta, ni a la gente con maldad.
“Ni nos callan ni nos paralizan. Yo no estoy dispuesto a que eso pase”, expresó determinante en el Foro de comunicadores y libertad de expresión, donde se recibieron propuestas de periodistas, académicos y estudiantes para mejorar la Comunicación en Veracruz y con ello contribuir a la vida democrática.
Lo último que le hicieron a Álvarez Icaza fue el allanamiento de sus oficinas, no se llevaron nada, solo husmearon y recorrieron cada uno de sus rincones. Antes ya le habían querido seguir un juicio y acusar por un supuesto fraude después de su férrea posición por el caso Ayotzinapa.
Para orientar los trabajos del foro, recomendó a quienes ejercen en medios de comunicación no quedarse callados cuando sean víctimas de amenazas, tratar de “sensibilizar” a sus pares y llevar los casos de periodistas asesinados al ámbito internacional por ser delitos de lesa humanidad.
No se trata de estar confrontados, ni entre colegas, ni con las autoridades, por el contrario, hay que construir alianzas, hasta con las instituciones, proponer agendas y si no hay resultados, entonces sí exhibirlos.
Desde el Congreso del Estado, con una composición más plural que la legislatura anterior, el sociólogo advirtió que existe el riesgo de que la “transición” solo sea de colores y continúen las viejas prácticas como ya ocurrió en el gobierno federal donde van 18 años de alternancia sin resultados.
Y aunque solo llegaron dos diputadas mujeres a su ponencia, una del PAN y otra de Morena, su voz hizo eco: “Veracruz lo que requiere es comunicación” y una sociedad más vigilante.
Para eso tiene que haber mecanismos de exigencia de rendición de cuentas, pero sobre todo mucha voluntad política. Hasta ahora en Veracruz ninguno de los tres poderes están a la altura de la gravedad del problema.
“La democracia se reduce cuando afectan la libertad de expresión, la asfixian”, reflexionó Álvarez Icaza.

___

Crecen protestas en el Colver

Al interior del Colegio de Veracruz (Colver) siguen las inconformidades y la falta de pagos a docentes e investigadores. Incluso, ya se formó el “Movimiento Rescatemos al Colver” con alumnos, profesores investigadores y administrativos, quienes aseguran que buscan la conformación de un centro de investigación de excelencia.
Además de solicitar la renuncia del rector de la institución educativa porque –afirman- no defiende los derechos salariales de los empleados, los inconformes pugnan por la reestructuración del proyecto educativo entorno a los criterios de la excelencia académica producción científica en un ambiente de libertad de cátedra, respeto laboral y transparencia administrativa.
Sin duda se necesita diálogo y como mencionaba párrafos arriba, voluntad política, primero para que se paguen los adeudos y luego para renovar y mejorar la institución académica que oferta licenciaturas, maestrías, doctorados y diplomados.

Pd. Ni revanchismo ni exhibición en el tema de transparencia, que quede claro…

“El periodismo sería, si acaso, lo contrario: siempre real y nunca verdadero”.
Martín Caparrós
Lacrónica

No Comments

Post A Comment