mexico1

México ganó a Estados Unidos y rompió el maleficio!

Con goles de Miguel Layún y Rafael Márquez, la Selección Mexicana de Futbol venció 2-1 a Estados Unidos en Columbus Ohio, en partido que marcó el inicio de ambas escuadras en el Hexagonal Final de la eliminatoria mundialista de Concacaf.

Tuvieron que pasar 44 años para que México volviera a ganar en territorio estadounidense en eliminatoria mundialista, y cuatro procesos eliminatorios para que los mexicanos pudieran anotar y ganar en Columbus, donde Estados Unidos había ganado 2-0 al Tri en los últimos cuatro partidos disputados en dicha sede.

El conjunto dirigido por Jaun Carlos Osorio mandó un mensaje claro desde el inicio, ya que salió con una alineación ofensiva con Carlos Vela, Jesús Manuel Corona, Javier Hernández y Giovani Dos Santos como titulares, clara señal de que saldrían a buscar el triunfo en una cancha sumamente complicada.

La propuesta dio resultado desde el inicio, y al minuto 10, los mexicanos daban el primer aviso. Un disparo de fuera del área del “Tecatito” Corona, tras una gran jugada individual del delantero del Porto, pegó en el poste gracias a un desvío del arquero Tim Howard que ahogaba el grito de gol mexicano, contenido desde hace tantos años.

Al 20, por fin se rompería el maleficio. Giovani Dos Santos ganó un balón a Michael Bradley gracias a una gran presión en tres cuartos de chancha y cedió para Miguel Layún, quie avanzó algunos metros y probó a puerta, y con ligero desvío de un defensor norteamericano, puso el balón lejos del alcance de Howard. 1-0, y primer gol mexicano en un Hexagonal Final desde 1997, cuando anotara Luis Hernández.

El famoso 2 a 0 era historia, sin embargo, el partido aún tendría mucho historia. Al 25 Carlos Vela remató de cabeza un gran centro de Corona, pero el balón se estrelló en el travesaño cuando ya había superado a Tim Howard.

Un minuto más tarde, Andrés Guardado tuvo que ser sustituido por lesión. Una vez más Guardado sufrió un problema muscular, y en su lugar ingresó Carlos Salcedo.

Al 33, Estados Unidos dio un susto al tricolor de la manera que mejor lo hacen. Un balón por elevación fue rematado por Jozy Altidore y ante el desconcierto de la defensa y el arquero Talavera, pasó angustiosamente hacia la portería, y Héctor Moreno estaba atento para sacar el balón prácticamente de la línea.

A los 39, el arquero de Estados Unidos, Tim Howard salió del partido por una lesión, un dolor aparentemente en la rodilla, hizo que el experimentado portero cediera su lugar a Brad Guzan.

Para la segunda parte, Estados Unidos salió decidido a encontrar el empate. Y fue en el primer minuto del complemento cuando avisó. Christian Pulisic desbordó por la banda izquierda y sacó un servicio raso que nadie pudo rematar. Tres minutos más tarde, Altidore recuperó un balón cerca del medio campo, avanzó y cedió a Bobby Wood, quien fue una pesadilla durante el segundo tiempo, y definió ante la salida de Talavera y la barrida desesperada de Ayala y Layún. Gol de Estados Unidos, y el partido se empataba.

Wood tuvo una más al 74, cuando Altidore nuevamente le bajó un balón con el pecho, para que el delantero norteamericano se diera media vuelta y disparara a gol, sin embargo, Alfredo Talavera respondió de gran manera para evitar el segundo de los locales. Eran minutos difíciles para el conjunto mexicano, que continuaban con un tiro libre cobrado por Altidore que Talavera de nuevo envío a tiro de esquina.

Sin embargo, Juan Carlos Osorio ajustó, y el equipo mexicano reaccionó con carácter y buen futbol. Ingresó Hirving Lozano y de inmediato se hizo notar.  Al 78, el “Chuky” desbordó por la derecha, llegó al área y buscó a Javier Hernández, el “Chicharito” fue anticipado por Fabian Johnson, que realizó un gran cruce para quitarle la oportunidad al delantero del Leverkusen.

Finalmente, al 88, el equipo mexicano tuvo su recompensa al buen juego realizado, y al esfuerzo de todo el equipo. Un tiro de esquina cobrado a primer poste por Miguel Layún, encontró al héroe de siempre, al capitán eterno de la Selección, y una vez más, en el momento importante, Rafa Márquez remató de cabeza, con su sello personal, como lo hizo en toda su carrera, para poner el 2-1 y finalmente romper el maleficio de Columbus.

México se llevó los primeros tres puntos del Hexagonal, y de paso terminó con los fantasmas de Ohio, se quitó el peso de la Copa América, y ahora se enfoca en su segundo encuentro, ante Panamá el próximo martes, donde buscará sumar nuevamente como visitante.

No Comments

Post A Comment