El Real Madrid sufrió, y sacó un empate ante el Legia

El Real Madrid empató a tres goles ante el Legia de Varsovia, en partido disputado ante un estadio vacío debido al veto impuesto al estadio del equipo polaco.

El partido, que parecía que sería sencillo para el cuadro merengue, terminó siendo demasiado sufrido para Zinedine Zidane y su equipo, que ha acusado de cierta vulnerabilidad defensiva, y que para este partido no contó con Sergio Ramos, situación que terminó notándose en demasía.

No iba ni un minuto cuando el Madrid ya se había adelantado en el marcador. A los 56 segundos de iniciado el partido, Gareth Bale impactó un disparo de volea espectacular desde fuera del área, que terminó entrando a la portería defendida por el arquero Arkadiuzs Malarz.

A los 35, el francés Karim Benzema amplió la ventaja, al recibir un pase de Bale que lo dejó dejó fernte a la portería del Legia, y definió de primera intención para conseguir su primera anotación en esta edición de Champions.

Sin embargo, las cosas cambiarían para los vistantes. A minuto 40, el mediocampista Vadis Odjidja tomó un balón fuera del área del Madrid, y sacó un disparo que entró en el ángulo superior derecho del arco defendido por Keylot Navas, para acercar al Legia 2 a 1.

Así terminó la primera mitad, y para la segunda, inició el sufrimiento merengue, que inició fallando un par de opciones claras de gol, por conducto de Ronaldo y Gareth Bale.

Al minuto 58, el serbio Miroslav Radovic probó de media distancia con un disparo a ras de pasto, y empató el partido a dos goles con la clara colaboración del arquero tico Keylor Navas.

De  inmediato el Real Madrid buscó volver a ponerse al frente en el marcador, sin embargo, no fue certero frente al marco polaco, y les costaría cara la falta de contundencia, ya que al 83, un contragolpe del Legia terminaría en el tercer gol para los locales, gracias a un disparo nuevamente de media distancia por parte del francés Thibault Moulin, con la complacencia de la defensa del Madrid, que veía como les remontaban luego de tener ventaja de dos goles.

El Real Madrid se agarró de su historia y su grandeza, y a dos minutos del final, empató el partido gracias a un gran gol de Mateo Kovacic, para rescatar un punto de un partido en el que, de inicio, se antojaba para ganar y asegurar la clasificación.

De esta manera, el Real Madrid cedió al Borussia Dortmund la punta del grupo F, y se quedó en el segundo puesto con 8 unidades, mientras el Legia sumó apenas su primer punto de la competencia, y se quedó en el último lugar del grupo.

No Comments

Post A Comment